UN DOLOR MUY PARTICULAR...

Es para mi un gusto poder platicarte de algo que me sucedió de manera particular, una experiencia propia de sentir dolor después de un fuerte golpe que recibí.
Esto me pasó en un lugar maravilloso llamado Tonalá, junto al municipio de Guadalajara, lleno de artesanías extraordinarias, de muy variados materiales. En lo particular siempre quedo extasiado de las cosas que ahí se encuentran, me considero un apasionado de la madera, el hierro forjado, el barro, en vidrio artesanal y de todas las cosas que ahí se venden. Bueno, después de este tributo a este municipio lleno de colorido, me encontraba caminando después de hacer unas compras, cuando de repente el viento comenzó a soplar como es peculiar en el mes de Febrero, lo que provocó que un anuncio, hecho de hierro y lona, cayera junto mi, pegando de rozón en mi pierna izquierda.
La primera reacción natural es pasar la mano como masajeando, inmediatamente después al analizar la situación y ayudado por un vendedor que se percató de los hechos, echándole la culpa a los responsables y haciendo que en mi interior sonara a eco sus palabras de repudio a quienes irresponsablemente habían colocado ese artefacto, mismo que ya se había caído en cuatro ocasiones anteriores con semejantes resultados. Percibí como el dolor se iba intensificando y claro mas el coraje que sentía. Así las cosas, lo primero que se me ocurrió hacer para reducir el dolor fue hacer la extraordinaria Técnica de Control de Emociones, y claro de inmediato bajo la intensidad al hacer énfasis en el dolor, más los resultados no se daban del todo.
No fue sino hasta que recapacite en lo que sentía, aparte del dolor, respecto a la irresponsabilidad y el coraje de los responsables.....Y de inmediato comienzo la técnica enfocada en esto último, bajando la intensidad de manera sorprendente.
Este es el punto medular de la sanación, encontrar la raíz del asunto que nos atrapa, no dejarnos llevar por la superficialidad del sentimiento único del golpe, sino ir más a fondo del problema, del sentimiento profundo que nos hace multiplicar las sensaciones. Esta técnica de Control de Emociones es extraordinaria, yo en lo particular la utilizó en las más variadas situaciones dandome beneficios maravillosos.
Tal es el caso, que después de una semana de haber recibido este golpe, por una estructura de aproximadamente 60 kilos, hoy sólo queda una muy leve cicatriz, de lo que normalmente hubiera dejado un hematoma de grandes dimensiones.

2 comentarios:

cristina dijo...

Hola, felicitaciones por você.Sempre que traen a la luz y la bondad acontecimentos.Nossa mente se ha transformado a la luz de prueba es un signo de inmadurez espirito.Abraços brasileño PARA VOCÊ.NAMASTÊ
HÉLIA CRISTINA NERI

Jorge dijo...

Mil gracias por tus felicitaciones Cristina, son siempre bien recibidas.....una abrazo afectuoso desde Guadalajara, Jal. Mex